Nos encontramos en un momento de la humanidad lleno de cambios con grandes retos que se nos plantean desde la sociedad y el planeta. Esos retos están llenos de oportunidades que debemos aprovechar para hacer que nuestro entorno sea sostenible tanto económicamente como medioambientalmente.

¿Qué estamos haciendo?
Actualmente estamos inmersos en una economía lineal, extraemos la materia prima del planeta sin control, procesamos dicha materia para crear productos que se consumen sin control y luego son tirados a vertederos generando gran cantidad de residuos que ya nuestro planeta no puede soportar.

Si lo aplicamos al entorno de la salud, la economía lineal dentro de la sanidad genera hasta 4,4% de la huella climática del planeta, si lo comparamos con países la sanidad sería el 5º país más contaminante. Además, la sanidad genera una gran cantidad de residuos provocando que la mayoría se vayan a vertederos sin ningún aprovechamiento.

Toda esta linealidad está provocando que se agoten nuestros recursos, que vivamos en entornos altamente contaminantes haciendo que nuestra salud este expuesta a diferentes agentes que perjudican seriamente nuestra salud y pagamos por productos y servicios que no necesitamos creando un entorno peligros tanto para nuestra salud como para el medioambiente.
No hay que olvidar que la sanidad su misión principal es proteger y promover la salud entre las personas.

Los cambios que está sometida nuestra sociedad provocan un incremento de la de la demanda de servicios de sanitario, en cantidad en calidad y sostenibles.

¿Qué es la economía circular?
La economía circular es un plan económico que nos lleva hacia un nuevo entorno social, tecnológico y económico. La economía circular va más allá de la sostenibilidad de realizar un plan energético o climático, de gestionar adecuadamente los residuos o incluso de saber reciclar.

La Economía Circular tiene en cuenta aspectos económicos, ambientales y sociales; basados en el principio de “cerrar el ciclo de vida” tanto de los recursos, productos, servicios, residuos y materias potenciando el valor en toda la cadena de valor.

Las especiales características y la complejidad del actual escenario económico exigen optimizar el retorno de las inversiones en medios y recursos de todo tipo, y extender al máximo el ciclo de vida de los productos. Los recursos, sobre todo los naturales y de índole limitada, son cada vez más costosos y escasos, lo cual conduce a la necesidad de gestionarlos con rigor, y de utilizarlos de una forma que evite el despilfarro a lo largo de todo el ciclo productivo.

La economía circular tiene como pilares básicos:
1. Preservar y mejorar el capital natural, controlando existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
2. Optimizar el uso de los recursos, rotando productos, componentes y materiales con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.
3. Fomentar la eficacia del sistema, revelando y eliminando externalidades negativas.
4. Y todo sin residuos.

Las R’s de la economía circular
+ Repensar: todo lo que estamos haciendo y buscar la circularidad en nuestros servicios. Es lo más importante de todo, conocer lo que hacemos y hacia donde queremos ir.
+ Rediseñar: Ir hacia productos y servicios ecodiseñados. Que permitan su aprovechamiento en todo el ciclo de vida.
+ Reparar: Disponer de productos de fácil mantenimiento y sin obsolescencia.
+ Reutilizar: Usar un producto en otros ámbitos para el que se compro
+ Remanufacturación: Apoyarse en los fabricantes para que actualicen los equipos a últimas versiones.
+ Reducir: Durante el ciclo de vida de los productos debemos evitar la generación de residuos.
+ Reciclar: Cuando no sea posible evitar la generación de residuos al menos se deberían reciclar y aprovechar.
+ Recuperar: Para ti será un residuo, pero para otros será una materia prima en su cadena de valor.

Cuando tengamos que comprar un producto tenemos que ver si después de nuestro uso el equipo es Reusable, que otros puedan seguir usándolos, Reparable, el producto debe ser de fácil reparación y seguir manteniendo su vida útil, Reciclable, que podamos usar sus piezas como un producto más y aprovechar su uso.

Un ejemplo son los equipos electromedicos, debemos tener en cuenta que durante el ciclo de vida tener un mantenimiento acorde a las especificaciones del fabricante pero también podemos realizar upgrades que mejoren y alarguen el ciclo de vida, luego saber que residuos generan, como consume energía, etc.

La sanidad frente a las oportunidades de la economía circular.
La circularidad, aplicada a la gestión de los centros de Salud, puede aportar interesantes ventajas como elemento generador de valor y como fuente de ahorro, sin dejar de lado que ambos aspectos contribuyen también a prevenir errores que pueden comprometer la sostenibilidad y la seguridad ambiental.

Son conocidos los casos de sobredimensionamiento de centros e instalaciones hospitalarias, llevados a cabo con el desembolso de inversiones difíciles de amortizar en plazos razonables, y el diseño de centros de salud con equipamientos de elevado coste que luego no son utilizados de acuerdo con su capacidad potencial, transformándose en una fuerza productiva infrautilizada y ociosa.

La cadena de valor del sector de la Salud consume una cantidad significativa de recursos primarios, tales como agua, energía, metales y compuestos químicos. Además, genera un importante volumen de residuos por el empleo generalizado de productos de un solo uso, y por la acumulación de materiales y equipos no utilizados, obsoletos o caducados. En un hospital, los términos “usar y tirar” y el concepto de “un solo uso” constituyen prácticas habituales, y aunque su objetivo sea mejorar la salud de los pacientes y ciudadanos, no por ello dejan de ser prácticas poco sostenibles.

Como respuesta a esta situación, la Sanidad debe implementar estrategias de economía circular para ganar eficiencia y convertirse en un sector sostenible y líder en cuidar al planeta.

Para lograrlo, ha de adoptar estrategias de gestión responsables, alineadas con la adopción de las herramientas que hoy en día ponen a disposición la tecnología y los modelos de gestión multidisciplinares y de liderazgo. La sanidad ofrece oportunidades reales para aplicar con éxito las mismas iniciativas de economía circular que han demostrado su éxito en el entorno industrial y de servicios.

Tenemos que “atacar” atacar la cadena de valor, fijarnos en los proveedores(productos y servicios) y exigirles que sean circulares para que la sanidad vaya reduciendo la dependencia de la economía lineal. La sanidad debe estudiar no solo el uso del producto sino todo el ciclo de vida de los servicios y productos que ofrece para conocer el impacto real que están produciendo.

Otro factor que hace que vaya lento es que todavía falta equipos multidisciplinares que hagan que impulsen estas ideas y que lideren la transformación circular. Sobre todo, debe haber una apoyo y liderazgo de las gerencias de los organismos sanitarias que impulsen el cambio y creen una responsabilidad social en sus instituciones.

Conclusión
Después de estos tiempos de pandemias, incertidumbres y aciertos/errores. Nos encontramos ante un periodo de grandes retos, que ofrecen numerosas oportunidades para que La sanidad tenga el coraje y la visión de liderar los cambios que se están produciendo en nuestra sociedad. Se debe afrontar una sostenibilidad y eficiencia de toda la cadena de valor de la sanidad.

Por tanto, la economía circular es una herramienta clave para dicha sostenibilidad y mejor servicio a los pacientes que se verán identificados y comprometidos con un sistema sanitario responsable y sostenible. Trabajando en grupos multidisciplinares y planificando las acciones abordar se obtendrán resultados óptimos en la circularidad de las organizaciones.

La economía circular se configura como una aportación que frena o elimina problemas de sostenibilidad. Acepta el reto de ser circular entre todos podemos hacer una sanidad circular.

Rubén Aller Álvarez
Experto y divulgador de economía circular en Sanidad.
Mis ideas y conocimientos los dejo en el blog La web de Electromedicina.
Twitter: @rualal
Linkedin